Reseña: Battle Royale - Koushun Takami

¡Buenas a todos! Antes de dejaros con la reseña de este espectacular libro, que sigo sin creer que fuera escrito hace diecisiete años, t...

¡Buenas a todos!


Antes de dejaros con la reseña de este espectacular libro, que sigo sin creer que fuera escrito hace diecisiete años, también hay una película, llamada igual, por si a alguien le interesa.  

En la República del Gran Oriente Asiático está prohibido el rock, esa música decadente. Los jóvenes crecen en un estado totalitario y controlador que promueve la competitividad. Como medida de control de rebeliones, la administración pone en marcha el Programa: cada año, 50 clases de distintos institutos son elegidas para luchar a muerte en la BATTLE ROYALE. Los alumnos elegidos son aislados en una isla. Las normas del juego son estrictas: no pueden escapar, no pueden contactar con el exterior, y solo puede quedar uno. 
Todo está permitido para sobrevivir.
Empieza el juego.
Empieza BATTLE ROYALE.

Battle Royale · Autoconclusivo · Booket · 688 páginas · 12,95


OPINIÓN PERSONAL

Battle Royale es un libro que tenía pendiente desde hace más de dos años. Lo compré por las comparaciones hacia Los juegos del hambre, y por ser tan gordo estuvo ahí esperando tanto tiempo. Pero uno de mis retos veraniegos era leerlo por fin, y no puedo estar más contenta de haberlo hecho.

La clase de tercero B se va a hacer un viaje de estudios. De hecho, ya están en el autobús de camino. Lo que no saben es que el misterioso viaje no lleva sino a un callejón cerrado, y que ellos serán los protagonistas del siguiente Programa. En la República del Gran Oriente Asiático, aparte de un control obsesivo que somete a la población prohibiendo cosas tan inverosímiles como el rock, cada año se realiza el Programa. Básicamente, cada año el gobierno de manera totalmente secreta escoge cincuenta clases al azar de distintos institutos, todos de tercer año. La clase que salga será la que tendrá que enfrentarse a muerte en un territorio desconocido. Pero nadie sabe nada, todo se realiza totalmente en secreto… hasta que llega el día.

Cuando el viaje en autobús acaba en una sala donde les explican las reglas del juego, en el que sólo tendrá que quedar un superviviente. Además, si alguien no muere en 24 horas, los collares que todos llevan instalados en el cuello explotarán, haciéndolos volar por los aires. La clase de tercero B aún está en shock, pero tendrán que ponerse a ello cuando se den cuenta de que hay gente que sí juega en serio. Y va a matarlos a todos. 

Aunque no quiero mencionarlo mucho, creo que debe hacerse. Yo tenía un recuerdo de Los juegos del hambre bastante bonito, porque fue una de las sagas juveniles que leí incluso antes de tener el blog. Pero. Sinceramente, este libro me ha hecho replantearme todo lo que vi en el primer libro cuando lo leí… porque es igual. Vale, hay bastantes diferencias; pero la idea general, el hilo conductor es totalmente el mismo. Adolescentes encerrados en una isla que tienen que matarse unos a otros, el extremo control del gobierno sobre la población, incluso sobre los concursantes mientras están en el programa, el hecho de que les reparten armas, y bastantes cosas más que no quiero nombrar porque sería destripar ambos libros.

«-Shogo-dijo Noriko-. Sé que me repito, pero tengo que decirlo. Si yo fuera Keiko, esto sería lo que te diría... -Miró al cielo, ahora teñido de tonos anaranjados-. Por favor, vive. Habla, piensa, actúa. Y escucha música de vez en cuando.- Se detuvo un instante-. Vete a ver exposiciones, date la posibilidad de conmoverte. Ríete un montón, y de vez en cuando, llora. Y si encuentras a una chica maravillosa, ve a por ella y ámala.»

Por eso he alabado desde el primer minuto la idea del libro, aunque ya la había leído antes, porque fue sin duda la pionera. Incluso esta también es una de las primeras distopías que se escribieron que los autores actuales han ido cogiendo como guía para las más recientes.

Pero, antes de irme a otro aspecto, y siguiendo con la comparación poco deseada; sí hay cosas diferentes. Una de las que me ha sorprendido es que el Gobierno mete a los estudiantes pero la población no tiene idea de quiénes están ahí, sólo cuando acaba hacen un recuento de las muertes y cómo se han producido en un breve espacio en los telediarios. Y eso deriva a que, totalmente al contrario con Los juegos del hambre, que busca un reconocimiento social para mantener a la población oprimida, aquí simplemente es un juego de los más reconocidos del gobierno y los que tienen acceso a la información. Para apostar quién gana, para divertirse.

Esa es otra de las razones por las que me ha gustado este libro. Contiene maldad por un tubo. A parte de que es gore, es decir, contiene más sangre de la que hay en tu sistema, y tiene varias escenas en las que tuve que parar de leer un poco y respirar hondo (yo soy un poco tiquismiquis también, no os preocupéis) es que la manera en la que los altos cargos abusan cada año y muere tanta gente para su propia diversión (que ellos tachan diciendo que es para mejorar el sistema). Esa maldad, he de decir, me ha encantado. Un libro tan frío, en el que los adolescentes tienen que sobrevivir a un sistema que está mandándolos al matadero porque sí. Y no sólo adolescentes al azar: tienen que matar a sus compañeros, a los que han ido viendo día a día desde que eran críos. Es simplemente escalofriante. Aparte, las escenas sangrientas, que no han sido lo que más he disfrutado, le han dado un toque mucho más oscuro, que me ha gustado.

El libro está narrado en tercera persona y va dando saltos a todos los estudiantes. Sí, cuarenta personas de las que has escuchado una historia. Y encima con nombres japoneses, que me ha costado muchísimo (sobre todo al principio) distinguirlos a unos de otros. Pero la verdad es que el autor, del cual no voy a decir el nombre (sólo queda que lo escriba mal) ha hecho un excelente trabajo. Se centra sobre todo en el personaje principal, Shuya, y las dos personas que están con él; pero va hablando de cada uno de los personajes y hay mucho que reconocer en el hecho de que vaya cambiando tanto y aun así no se te haga pesado ni te canses de seguir oyendo nombres japoneses.  

«Todo el mundo evitaba a Shogo por su edad y por culpa de los rumores. Pero a Shuya no le gustaba juzgar a la gente basándose en únicamente en los rumores. Como alguien dijo una vez, si puedes ver las cosas con tus propios ojos, no hay necesidad de que pongas la oreja para averiguar lo que dicen los demás.»

Y se lee muy rápido. O a lo mejor he sido yo, pero casi setecientas páginas en tres días ha sido todo un récord. Hay que admitir que estamos en verano y tengo tiempo para todo y más, pero aunque sea en horario lectivo, creo que lo hubiese devorado también rápidamente, porque el autor sabe mantener la intriga. El lector está continuamente preguntándose qué va a pasar con este, o con el otro; porque hay tantísimas fichas en juego que es imposible no hacerlo.

De personajes no os puedo contar mucho, a no ser que empiece a hablar de los cuarenta. El protagonista es Shuya (he desistido a poner los apellidos), que tiene fe en que la clase se desistirá a jugar. Bueno, eso en un principio. La verdad es que luego las cosas se van complicando de diferentes maneras, pero bueno, tampoco hace falta darle más vueltas. Acabará con Noriko y Shogo, un trío que dará de qué hablar. Shogo me ha encantado, probablemente el personaje que más lo ha hecho de todo el libro. Tiene esa intriga a su alrededor continuamente, por la experiencia y la inteligencia con la que actúa, que me ha ido maravillando poco a poco hasta el final.      

He disfrutado también con personajes como Shinji, Mitsuki, Hirono y Yoshitoki (sí, todos los nombres son así). Creo que es necesario que el lector se adentre en la vida de cada estudiante, que explicará lo que han vivido, diferentes maneras de actuar en el Programa, y sobre todo, les da una esencia propia. No son sólo marionetas jugando a matar, tienen un hogar, personas a las que quieren y luchar por sobrevivir será necesario. Me parece muy importante que se vea eso.       

El romance, aunque pueda sonar irónico, también está bastante presente. Es un elemento que aparece en alguna escena que, también hay que decir, en una situación como la que están no extraña que salga a relucir. Luego hay otra cosa, que al parecer es la obsesión por Shuya que tienen la mitad de chicas de la clase que ha sido un poco chocante (bastante, en realidad) y poco creíble.   

El final me ha gustado. Trágico, después de tantas muertes. Pero me ha gustado bastante. Y he de recalcar diciendo que el libro viene con lo que les dan a los estudiantes en las mochilas (no, armas no); pero incluye un mapa de la Isla (bien mono, me ha gustado) y una lista para que te aclares más con los veinte mil nombres.  

Resumiendo, Battle Royale ha sido toda una sorpresa. Sin duda, con muchísimos parecidos a Los juegos del hambre, pero personalmente, le he visto una cara mucho más madura, y a la vez también más sangrienta y violenta. Con una forma de narrar muy amena, que hará que pese a su grosor el libro se devore en nada, y además permitirá al lector adentrarse en las experiencias de cada estudiante, lo cual hará que sea mucho más interesante. Con un trío de oro, y otros personajes muy memorables, he de decir que este ha sido un libro que he disfrutado muchísimo y sin duda recomiendo.

4,25/5
Laura.

You Might Also Like

12 comentarios

  1. Aunque todo el mundo dice que lJDH está basado en esta historia yo no me acabo de animar con él :/
    Un beso<3

    ResponderEliminar
  2. Este libro me llama muchísimo la atención *-* A ver cuando me puedo hacer con él, porque sé que me gustará mucho. Eso sí, no creo que sea capaz de ver la película... xD
    Me llamó precisamente la atención que sirviera de "inspiración" para los juegos del hambre, aunque me sorprende que se parezcan tanto como dices. Si se parecen tanto creo que yo lo vería como insulto a esta obra, pero habrá que leerlo para opinar xD
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Después de leer tu reseña sin duda va a ser una de mis próximas lecturas *O* Ya de por si había leído grandes cosas, pero ahora tengo aún más ganas ^^

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Laura! Me alegra saber que lo has disfrutado tanto.
    No dejo de ver comentarios positivos de él, y lo tengo, pero no sé por qué no lo tomo de una vez para leerlo...

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! No conocía este libro, la verdad, pero después de leer tu reseña me llama bastante. Espero poder darle pronto una oportunidad. Si se parece a Los Juegos del hambre seguramente también me guste

    Un besote

    ResponderEliminar
  6. Hola!!

    Tengo este libro pendiente desde hace un montón. No he parado de leer buenísimas reseñas de él y la verdad es que tengo ganas de leer una de las distopías pioneras.
    Además, de que me gusta que sea sangrienta y cruel, no puede ser de otra manera cuando trata de lo que trata.
    A ver si no lo demoro más (porque casi que me había olvidado de él) y lo leo pronto.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Hola! :D

    Que buena entrada! Mátame, pero no sabía que había libro de Battle Royale... Había visto la película y me líe con nombres y personajes, pero me gustó. Los juego del hambre es muy parecida está claro, todos encerrados y ha matarse entre ellos. Hay algunas cosas que cambian, pero como dices, el hilo conductor es el mismo.

    Me alegra ver que el libro te haya gustado. Por todas las cosas que dices creo que a mi también me gustaría mucho. Ahora que se de su existencia no dudaré en buscarlo y leermelo :P Aunque creo que también me liaré con los nombre jajaja


    Un besito! ^^

    ResponderEliminar
  8. Lo leí hace muchísimo tiempo y aunque no me marcó, sí lo disfruté un montón. Es verdad que se centra mucho en las experiencias de cada personaje, su pasado, su forma de ser, qué les impulsa a actuar como lo hacen... de manera más profunda que la película, y eso ayuda mucho a conocerlos y tratar de comprender lo que sienten al verse forzados a matar. Desde luego mucho más sangriento y adulto que "los juegos del hambre", sin desmeritarlo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! Todo el mundo pone genial a este libro, y la verdad es que la historia me parece de lo más original. Lo leeré en cuanto pueda, y también quiero ver la película.

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola, Laura!

    Pues eres la segunda persona q me lo recomienda con tanto entusiasmo xD también me comentaron q era casi idéntico a los Juegos del Hambre pero q igualmente valía la pena leerlo. Me habéis convencido y voy a hacerme con él, más pronto q tarde :) Gracias por tu estupenda reseña, te has explicado genial y tu descripción de los personajes me ha encantado.

    Un abrazooooo

    ResponderEliminar
  11. Hola! No conocía el libro pero la verdad es que no es de mi estilo así que creo que lo dejaré pasar. Me alegra que tu lo hayas disfrutado tanto. Excelente reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola!
    Yo leí este libro también en julio y me pasó un poco como a ti, valoraba mucho la idea de Los juegos del hambre, me parecía muy interesante y original, pero tras leer Battle Royale me he dado cuanto que más que una inspiación, el primer libro de Los juegos del hambre copia muchas de las cosas. Si no hubiese sido una saga de tanto éxito estoy segura de que hubiese sido súper criticada por ello, pero bueno.

    No he hecho reseña de este libro pero quizás me anime después de leer la tuya, coincidimos en prácticamente todo.
    Muchas gracias.

    UN besazo.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar

Agradezco todos vuestros comentarios, son los que le dan vida al blog, pero recordad:

Sin spam, ni peticiones de afiliación (tenéis mi mail para eso), ni spoilers.

¡Gracias a todos!